Ánfora romana de terracota con conchas marinas, 100 d.C.

DESCRIPCIÓN
Las ánforas son recipientes cerámicos fusiformes con dos asas y el cuello estrecho generalmente, aunque en algunas culturas se han llegado a desarrollar en metal u otros materiales. Normalmente se encuentran terminadas en punta o incluso en una punta larga saliente que se utilizaba para clavarlas en el suelo y que se mantuvieran estables. Sus precursores fueron los griegos, aunque pronto se extendieron por el mundo fenicio y romano, utilizándose para transportar líquidos y alimentos, así como para poder almacenarlos. Normalmente podían contener como mínimo de 25 a 30 litros, siendo su forma variable dependiendo de si portaba vino, aceite, salazón, cereales u otro alimento. Los siglos I y II d.C. pertenecen al período conocido como la Roma Alto Imperial, es decir, la época de esplendor del Imperio Roma. Es una época floreciente gracias a la llegada al poder de augusto, quien impulsa cambios potentes en el Imperio que repercuten en el arte romano. En esta época la estética escultórica procede del mundo helenístico y respecto a las tipologías predominan el relieve histórico y el retrato, que pretenden hacer propaganda de los personajes o hechos más importantes.


Consultar

Obras de arte relacionadas

C/ Sebastian Souviron, 9 29005, Malaga, España
+34 606 909 804 / 650 670 221
info@ifergangallery.es


Site Map