Cabeza de joven romano, Mármol, 300 d.C.

DESCRIPCIÓN
Los antiguos romanos fueron grandes retratistas, desde representaciones pictóricas, estelas, hornacinas o esculturas. La escultura que se encuentra ante nosotros representa el retrato de un joven romano y es un gran ejemplo de la maestría que adquirieron con el mármol. Las tendencias de los retratos fueron adoptadas por los romanos desde la tradición griega. Entre los retratos, las formas más frecuentes son la cabeza y el busto. También encontramos esculturas de figura completa, pero en un número más reducido. Se puede explicar que fue así por razones económicas, siendo más barato que la escultura de una figura completa. Otra razón podría ser una mejor identificación individual y el hecho de que la cabeza era el centro de interés en el retrato. Los emperadores utilizaban los retratos para sus programas políticos y para demostrar el poder mientras que, en esfera privada, los retratos hacían su función en un contexto funerario. Los bustos con descripciones decoraban los altares y tumbas de los fallecidos. Esta estatua de cabeza muestra las tendencias artísticas del siglo 3 d.C. recordando el clasicismo de la época de Augusto.


Consultar

Obras de arte relacionadas

C/ Sebastian Souviron, 9 29005, Malaga, España
+34 606 909 804 / 650 670 221
info@ifergangallery.es


Site Map