Ladrillo o lápida bizancio-paleocristiana de terracota, S. IV-V d.C.

DESCRIPCIÓN
El arte paleocristiano surge en los albores de la religión cristiana, durante la ocupación romana. Un arte que vive en sus inicios oculto, en muchas ocasiones perseguido. Los ladrillos, hechos con moldes manuales para su posterior cocción, podían contener una marca o sello, en muchas ocasiones simplemente era la marca del taller, o como en este caso todo un diseño religioso. Estos ladrillos se utilizaban en forma de lápida para cubrir sepulturas cristianas. En este ladrillo vemos una marca de un molde más pequeño y cuadrado, en el que observamos el emblema principal del arte paleocristiano, el crismón. El crismón es una imagen formada por las iniciales de Cristo, la X y la P, emblema sagrado que se utilizaba en el arte oculto y perseguido de la época paleocristiana. Además, este crismón está acompañado por otros dos emblemas religiosos cristianos como son la paloma, símbolo de la paz y la eucaristía, y de la espiga, símbolo de la resurrección.


Consultar

Obras de arte relacionadas

C/ Sebastian Souviron, 9 29005, Malaga, España
+34 606 909 804 / 650 670 221
info@ifergangallery.es


Site Map