fbpx

Vaso canopo egipcio de piedra caliza con cabeza de babuino “Hapi” para contener los pulmones, S. VI a.C.

DESCRIPCIÓN
Los antiguos egipcios creían en el más allá, en la vida eterna, esta creencia les hizo conservar sus cuerpos de forma artificial para poder reutilizarlos en el más allá. Cuando un egipcio moría se sometía al embalsamamiento, proceso por el cual resultaría la momia. En un primer tratamiento el cuerpo se limpiaba y se le extraían los órganos por una incisión que se hacía en su lateral izquierdo. Se procedía entonces a la desecación del cuerpo con natrón, proceso en el cual se secaban también los órganos. Cuando el cuerpo estaba finalmente seco y los órganos conservados se limpiaban y vendaban, aplicándoles ungüentos y haciéndoles rituales mágicos. Se trata de un vaso canopo realizado en alabastro cuya tapa representa la cabeza de Hapi, el babuino. Los vasos canopos eran los recipientes que se colocaban en la tumba y se empleaban para contener las vísceras del difunto cuando era momificado. Se trataba de un conjunto de cuatro vasos cuyas tapas representaban a los cuatro hijos de Horus: Kebeshenuef (halcón) para guardar los intestinos; Hapi (babuino) para los pulmones; Amset (mujer) para el hígado; y Duamutef (chacal) para el estómago.


Consultar

Obras de arte relacionadas

C/ Sebastian Souviron, 9 29005, Malaga, España
+34 606 909 804 / 650 670 221
info@ifergangallery.es


Site Map