Recipiente antropomorfo votivo de terracota para contener líquidos, Valle del Indo, 3000-2500 a.C.

Material:  Terracota
Conservación:  Buen estado de conservación
Material:  Terracota
Dimensiones:  18 x 8 cm
Procedencia:  Galería Arqueológica, Israel, 2014. Autorización de exportación de la Autoridad de Antigüedades de Israel n.º 526915 del 17/09/2014 / Esta pieza se acompaña con certificado de exportación del Ministerio de Cultura Español n.º 2020/01817 con fecha 13/03/2020 y certificado de autenticidad.
2000€
Ref m6095 Categoría Etiqueta

Recipiente de terracota realizado con formas sinuosas y que se asimilan a una forma femenina con los brazos recogidos por debajo del pecho y una apertura de la cabeza que simula un peinado recogido.

Su función podría ser contener agua para libaciones rituales o algún tipo de grano cereal como ofrenda alimenticia. Además, hay diversas formas que nos indican que también podían haber contenido incienso.

Se consideran que estas esculturas tenían una función votiva, ya que se han encontrado un gran número de ellas en depósitos sagrados, por lo que se les entiende una función apotropaica. La función apotropaica de estas piezas residía en proteger la fertilidad y la maternidad. Sin ninguna duda sería un elemento ritual clave para la fertilidad.

La cultura del Valle del Indo fue una civilización que se desarrolló desde el 3000 a.C. hasta el 1300 a.C. en torno al río Indo, en Afganistán, Pakistán y el noroeste de la India. Su extensión abarcaba cerca de un centenar de asentamientos y sus dos ciudades más importantes fueron Harappa y Mohenjo-Daro. Hacia el 2400 a.C. se había desarrollado una compleja civilización urbana, comparable con la de Egipto y Mesopotamia.
Dentro del imaginario griego, la India era el fin del mundo y los soldados de Alejandro Magno sintieron temor de lo que podían encontrar en aquel lugar. De hecho, su encuentro con los elefantes del Rey Poro supuso una gran impresión para ellos.

Ir arriba