Nefer, una espectacular cabeza de momia egipcia
con más de 3.000 años de historia

La pieza, ligada al médico danés Christian Fenger en el siglo XIX, estuvo expuesta en Ifergan Collection (Málaga) entre 2018 y 2020

Para hablar de la cabeza de momia egipcia de Ifergan Gallery antes debemos referirnos a una figura histórica del siglo XIX con la que estuvo estrechamente ligada: Christian Fenger. Este médico y cirujano danés trabajó en El Cairo y Alejandría entre 1875 y 1876 curando a niños de enfermedades oculares al tiempo que también se dedicó al estudio del tracoma, una de las causas principales de ceguera infecciosa a nivel mundial.

En 1877 Fenger contrajo una enfermedad pulmonar provocada por su falta de adaptación al clima egipcio, por lo que siguiendo los consejos de un grupo de médicos, éste decidió viajar a Estados Unidos, estableciéndose en la ciudad de Chicago. Previamente a su marcha, el gobierno egipcio quiso reconocer sus trabajos en el país, con la entrega de un regalo muy peculiar: dos momias. Eran los cuerpos de una joven mujer y el de un hombre pertenecientes a la Dinastía XVIII (1500-1200 a. C). Finalmente, el médico danés optó por llevarse solo las cabezas por cuestiones logísticas ante un viaje tan largo.

Lo que hoy en día sería un obsequio totalmente impensable, desgraciadamente era una práctica habitual en el siglo XIX, donde incluso con algunos de estos cuerpos momificados se elaboraba polvo que era esnifado o incluso especiado en la comida para dar sabor a los alimentos.

A su llegada a Estados Unidos, el médico danés se estableció en Chicago, ocupando plaza en uno de los hospitales más importantes de la ciudad. Cuando falleció en marzo de 1902, las cabezas pasaron a su hijo Frederick y, a la muerte de éste, a su nieto Christian. Este último, sería el encargado de venderlas finalmente en una subasta en Nueva York en 2016, donde pasó a formar parte de Ifergan Collection (2018-2020), uno de los principales fondos privados de arqueología nacionales y propiedad del promotor Vicente Jiménez Ifergan.

La idea de que una maldición o maleficio en­vuelve al mundo funerario egipcio en relación con las momias es algo que nadie ha podido de­mostrar. Pero siempre habrá quien atribuya a esa maldición, ciertos acontecimientos inexpli­cables, que han rodeado a este misterioso mun­do del antiguo Egipto, desde que Howard Car­ter descubriera la tumba de Tutankamón. Por ejemplo en 2007, un joven alemán viajó a Egipto para devolver una pieza aparentemente maldita. La historia comenzó unos años antes, cuando su padrastro visitó en el Valle de los Reyes y tomó un objeto como souvenir de su viaje. Cuando volvió a Europa, el ladrón fue aquejado por una extraña fatiga, fiebre, parálisis y finalmente la muerte. La familia llegó a la conclusión que el hombre seguiría sufriendo aún después de muerto y determinó que la única forma de terminar con todos sus males sería devolviendo el objeto a su lugar de origen.

Esta cabeza momificada de mujer es una pieza excepcional por su conservación ya que todavía posee alrededor de su rostro trozos de la venda de lino que se usaron en su momificación y por un lado se observa su cabello rubio además de mantener los párpados que es algo bastante insólito en una momia. La cabeza de momia conserva su dentadura lo que indica que probablemente murió a edad temprana y que se trataba de una noble que vivió en la Dinastía XVIII, entre los años 1500-1200 a.C. También se aprecian perfectamente las fosas nasales por donde sería extraído el cerebro. Uno de los elementos más importantes es que mantiene en perfecto estado la vértebra cervical, lo que acredita que la separación del cuerpo fue realizada con sumo cuidado.

Cobertura en TV y radio

Este ejemplar de cabeza de momia, que siempre ha despertado curiosidad entre propios y extraños, ha gozado de una amplia cobertura por parte de los medios de comunicación. No en vano, fue una de las piezas destacadas en la 43ª edición de Feriarte que se celebró en Madrid del 16 al 24 de noviembre de 2019. Asimismo, Nefer, como así le llamaban los trabajadores de Ifergan Collection, fue la estrella invitada junto a Javier Sevillano en el programa de radio de Onda Cero, La rosa de los vientos.

Helena R. Olmo, periodista especializada en divulgación histórica y científica, también conoció de cerca a Néfer en Ifergan Collection durante la presentación de su libro CSI Momias. Dicha obra es fruto de la investigación realizada por su autora durante 20 años, en los que fue tras la pista de multitud de momias a lo largo del mundo.

Una de las participaciones mediáticas más notorias fue su aparición en el programa de TV de Cuatro, Cuarto Milenio, que dirige Iker Jiménez y donde se explicó ampliamente su historia y donde se recogieron los testimonios y las experiencias de trabajadores del museo y visitantes que estuvieron cerca de esta cabeza de momia.

Iker Jiménez habló en su programa de Néfer, la cabeza de momia

Ir arriba